HORMIGON ARIDO VISTO (LAVADO)

Descripción

Hormigones para la elaboración pavimento continuo de hormigón con árido visto. Bajo pedido el hormigón puede ser coloreado o no y terminado en árido visto tanto de canto rodado como de machaqueo, pudiendo tener la posibilidad de emplear distintos tamaños de árido en función del aspecto final deseado

Categoría

-

Definición

El Hormigón Lavado (con árido visto) es un pavimento realizado con hormigón HA-25 con un cono blando y árido seleccionado según el acabado deseado, reforzado con fibra de polipropileno y aditivado. En ocasiones y a petición del cliente incluso puede ser pigmentado en masa. La resistencia a compresión y flexotracción estándar para este tipo de hormigones es la de un HA-25 según la Instrucción EHE-08.

La terminación de árido descubierto genera una superficie antideslizante de la clase 3 Rd>45 para el caso de áridos de machaqueo.

Aplicaciones

El Hormigón Lavado (con árido visto) puede considerarse como un pavimento de carácter pétreo y ornamental cuya terminación es la del propio árido que integra el hormigón, idóneo para zonas peatonales, entornos de piscinas, viales de tráfico rodado ligero, calles de parques y en general zona de tránsito exterior con necesidad de un pavimento duradero, antideslizante e integrado en el entorno.:

Presentación

Material suministrado en fresco en cubas hormigoneras

Modo de empleo

Emplear el hormigón dentro de la vida útil del mismo. En el caso de productos no estabilizados no sobrepasar los 90 minutos siguiente a su hora de fabricación.

Se recomienda realizar ensayos previos de cara a optimizar el producto y su puesta en obra.

Colocar el hormigón mediante extendedoras y reglear el mismo.

Aplicarlo de forma similar al hormigón convencional, aunque no requiere de vibración, si es necesaria la compactación del mismo.

Tras la puesta en obra del hormigón adicionar el aditivo desactivante (inhibidor del fraguado) siguiendo las indicaciones del fabricante del mismo. Posteriormente lavar con agua y/o con ayuda de un cepillo.

Una vez dejado a la vista el árido, puede realizarse un sellado final con resina, cuyo fin es conferir al hormigón un aspecto como húmedo (más brillante). Este sellante, además de permitir tener un hormigón apto para su lavado simple con agua a presión sin necesidad de otro mantenimiento para conservar su aspecto original fácilmente, permite ser aplicarlo nuevamente cada cierto tiempo (años) en caso de que dicho aspecto brillante/húmedo se pierda.

Almacenamiento

Recomendaciones de uso

Temperatura de aplicación entre 5ºC y 35 ºC.

No aplicar con tiempo muy húmedo, con lluvia o con riesgo de heladas.

Si el material del soporte es muy absorbente se humedecerá previamente.

El soporte debe ser resistente, estable y limpio dentro de lo posible.


Ficha Técnica Ficha Seguridad Marcado CE


©  2014

Pol. Ind. de Areta · C/Ezponda, 8 · 31620 – Huarte (Navarra)  ·  Tel.: 948 368036  ·  Fax: 948 368200  ·  e-mail: cth@cthnavarra.com